GANGLIÓN

Un ganglión es un quiste que aparece a menudo alrededor de las articulaciones y los tendones de la mano o el pie.


El quiste contiene un líquido claro similar al líquido sinovial normal, pero más espeso que éste.


No se debe confundir con ganglio  nervioso, ni ganglio linfático.

 

Imagenes ganglión

 

Etiología

 

Los quistes sinoviales son de causa desconocida (idiopáticos). Presumiblemente, representan una variante de la normalidad en las articulaciones o en la función de la vaina del tendón. Hay teorías que los relacionan con traumatismos articulares.

 

Patogenia

 

Un ganglión es un tumor quístico benigno formado a expensas de las sinoviales tendinosas o articulares, que se localiza en las aponeurosis o los tendones, preferentemente alrededor de las articulaciones de las manos y los pies. Aparece como manifestación clínica de degeneración mixoide sinovial.

Está formado por una pared fibrosa con un contenido mucinoso rico en polisacáridos, por lo que no son malignos. El tamaño del ganglión puede variar con el tiempo e incluso pueden desaparecer por completo de forma espontánea. Su localización más frecuente es en muñeca y dedos manos y en pie y tobillo y se localizan alrededor de las articulaciones.

 

Diagnóstico

 

El diagnóstico de un quiste sinovial o ganglión usualmente se basa en su localización, su aspecto clínico y su consistencia. Su forma es redondeada u oval, de consistencia blanda o muy firmes, del tamaño aproximado de un guisante, y generalmente dolorosos al presionarlos. A menudo la luz pasa a través de estos quistes, y esto puede ayudar en el diagnóstico. Ocasionalmente se hacen pruebas de diagnóstico por imagen (radiografías, ecografías, RMN, etc.) para descartar otras lesiones articulares.

 

Tratamiento

 

Inicialmente se suele observar su evolución para evitar la intervención. Pero, si el quiste es doloroso, limita la movilidad articular, o su apariencia es inaceptable al paciente, se valoran otros tratamientos:

 

  • Eliminación del líquido del quiste para descomprimirlo, aspirándolo con una aguja, e inmovilizando la articulación mediante una férula.

 

  • Si falla el tratamiento no invasivo, se plantea el quirúrgico. El objetivo de la cirugía es eliminar el origen del quiste. Esto podría requerir la extracción de un trozo de cápsula articular o de vaina tendinosa cercana al ganglión. Al extraer el quiste algunos pacientes pueden sentir dolor, molestias e inflamación en la zona de la intervención quirúrgica, pero la actividad habitual se reanuda completamente una vez que ceden las molestias. Aún cuando la cirugía ofrece los mejores resultados de éxito en la extracción de los gangliones, estos quistes pueden recidivar.

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
Clínica del Pie Arrabal