ESPOLÓN CALCÁNEO PLANTAR Y POSTERIOR

El espolón calcáneo es una prominencia ósea que puede aparecer en la parte plantar o posterior del talón (calcáneo) como consecuencia de estiramientos excesivos y continuados de la fascia plantar ( una banda de tejido conjuntivo que recubre los músculos de la zona) o tendón de Aquiles

 

Al estirarse excesivamente, la fascia o tendón de Aquiles puede calcificarse, formándose el espolón, que es bastante doloroso y dificulta el apoyo normal de talón, ocasionando a veces una inflamación en la zona que lo rodea.

ESPOLÓN PLANTAR

FASCIA PLANTAR

ESPOLÓN POSTERIOR

La forma que tiene el cuerpo humano de reparar la herida producida al desconectarse la fascia plantar o tendón de Aquiles del hueso es transportar calcio a través del torrente sanguíneo a la zona lesionada. Poco a poco se acumula el calcio y se produce un depósito del mismo formando el espolón calcáneo.

 

Causas:

 

El espolón es más frecuente entre personas que tienen el pie muy arqueado o que sufren sobrepeso, o que llevan mucho tacón causando acortamiento de los gemelos y el soleo, aunque también puede aparecer entre aquellos que realizan movimientos violentos con el pie.

 

 

 

Asimismo, el pie plano y las contracturas en el tendón de Aquiles también aumentan la tensión en la fascia plantar y tendón de Aquiles, por lo que pueden acarrear la aparición de espolones calcáneos.

 

 

El espolón no presenta ningún síntoma, sí lo tiene la fascitis plantar, o tendinitis del tendón de Aquiles, bajo la forma de entesitis (proceso inflamatorio en la zona de inserción en el hueso de un músculo, un tendón o un ligamento).

 

Puede aparecer formando parte de una serie de enfermedades reumatológicas, como por ejemplo la espondilitis anquilosante o la artropatía reactiva. El principal síntoma es un dolor que generalmente se produce en la parte plantar interna o posterior del talón. El dolor, que actúa como pinchazos en la zona plantar o posterior, desaparece cuando el pie está en reposo.

 

 

 

Tratamientos:

 

El avance en las técnicas quirúrgicas ha propiciado que el espolón calcáneo pueda corregirse mediante una intervención. Mediante la operación se hace una resección o eliminación del espolón con una mínima incisión de dos o tres milímetros en la piel hasta llegar a la prominencia ósea.

 

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
Clínica del Pie Arrabal