ENFERMEDAD DE FREIBERG O KÖHLER II

 

La enfermedad de Freiberg o de Köhler II es una necrosis avascular de la cabeza del segundo metatarsiano caracterizada por la alteración en la condrogénesis y osteogénesis en un hueso previamente normal y que afecta con mayor frecuencia al segundo metatarsiano aunque puede afectar al tercero.

 

Historia:


En 1914, Freiberg fue el primero en describir la infracción en el segundo metatarsiano, en 1915 Köhler también describió esta afección, por lo que es conocida como la segunda enfermedad de Köhler.

 

Etiología:


El estrés físico causa microfracturas de forma repetitiva en la zona metafisaria de los metatarsianos. Es más frecuente en el segundo, dado que es el más largo y el que tiene una fijación más rígida. Estas microfracturas pueden alterar la irrigación de la cabeza del metatarsiano afecto, por lo que con el tiempo se desarrolla la necrosis avascular.


Es una afección poco común y no se dispone de ninguna estimación de su incidencia. Su diagnóstico no es difícil, aunque las radiografias iniciales pueden ser negativas.

 


Cuadro clínico:


Se caracteriza por dolor en el área adyacente al hueso afectado, por lo general relacionado con la actividad física, aumentado con la palpación y limitando el apoyo del pie.

 

Etapas radiológicas:


    Fractura epifisiaria subcondral, la fractura no es visible en la radiografía.
    Colapso dorsal central con aplanamiento de la superficie articular, aumento del espacio articular, aplanamiento dorsal de la cabeza del metatarsiano, esclerosis leve de la epífisis y edema de tejidos blandos.
    Colapso acentuado con proyección de los bordes. El fragmento central se hunde en la metáfisis perdiéndose el borde plantar,
    Formación de cuerpos libres intraarticulares. Separación del fragmento central. El grado de destrucción articular es irreparable.
    Artrosis degenerativa con destrucción de la superficie articular. Corresponde a la fase final, en la que se pierde la cabeza del metatarsiano.

 

 

Tratamiento:

 

Si los tratamientos conservadores no alivian o curan la patología, el tratamiento quirúrgico está indicado. El tratamiento quirurgíco esta indicado para evitar la progresión de la enfermedad. Se han descrito diversas técnicas quirúrgicas, artroplastias, osteotomías, y para mejorar la circulación de la cabeza metatarsal la descompresión articular. La resección de la cabeza del metatarsiano es una técnica sencilla y con la cual se logra el control del dolor para casos en estadio avanzado.

 

 

 

 

 

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
Clínica del Pie Arrabal