Cirugía del pie con técnica artroscopica.

La artroscopia es un tipo de endoscopia. Consiste en la visualización de una articulación, con el fin de observar su anatomía interna. Esto se logra con el uso de un artroscopia, un instrumento parecido al endoscopio, de menor longitud, y adaptado de cierta forma para ser más utilizable en una articulación.

 

La artroscopia permite ver la articulación, efectuar extirpaciones o realizar pequeñas cirugías.

 

Se practica a menudo bajo anestesia regional, locorregional o general, ya que para realizar una artroscopia es necesario hacer una o dos pequeñas incisiones. Una sirve para introducir el artroscopio y el otro para los instrumentos, aspirar o iluminar la articulación.

 

La artroscopía consiste en introducir en una articulación un pequeño tubo rígido, el artroscopio, conectado a una cámara que va a permitir al cirujano visualizar la región intraarticular en un monitor.

 

El cirujano hace otras incisiones para introducir los miniinstrumentos que va a utilizar: pinzas, tijeras, fresas.

 

Entre las operaciones corrientes, se puede seccionar el menisco o retirarlo, reforzar ligamentos lesionados, reorganizar el cartílago dañado o eliminar un cuerpo extraño. La intervención es rápida y el paciente se recupera rápidamente después de veinticuatro horas de inmovilización.

 

 

 

El artroscopio puede ser equipado con distintas herramientas, de tal forma que sin necesidad de una operación invasiva, se puedan realizar correcciones en la articulación.

 

En la terapéutica, el artroscopio es implementado con instrumentos y la finalidad de la intervención es hacer sanar o tratar una articulación.

 

En la diagnóstica, el artroscopio no está equipado con más que la cámara básica, y la finalidad de la intervención es hacer un diagnóstico, revisar el área u observar la zona para futuras operaciones del tipo invasivo.

 

El uso de la artroscopia está delimitado a cirugías de la especialidad de Traumatología y Cirugía Ortopédica, siendo las principales intervenciones en las que se hace uso de esta técnica mínimamente invasiva las siguientes:

  • Cirugía artroscópica de menisco
  • Cirugía de reconstrucción de ligamentos cruzados por artroscopia
  • Artroscopia de cadera
  • Artroscopia de hombro

 

Y en la actualidad también se usa para la cirugia del tobillo.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
Clínica del Pie Arrabal